Detectan una serie de conatos en las medianías de Los Realejos y La Orotava

El operativo Brifor ha tenido que intervenir la semana pasada para sofocar 5 conatos de características similares.

La vigilancia en la zona se ha reforzado y los Agentes de Medio Ambiente investigan la relación de los hechos. 

La pasada semana tuvieron lugar una serie de conatos de incendio concentrados en un área de tan solo unos 2 Km2, en las medianías del norte de la isla, concretamente en una zona limítrofe entre los municipios de La Orotava y de Los Realejos. Todos ellos fueron fuegos de similares características. Estas características, así como el hecho de iniciarse todos de madrugada (entre las 00.30 y las 6.00 horas) y junto a vías de comunicación y zonas pobladas, dan a entender que presuntamente se trata de fuegos provocados.

Los conatos han afectado principalmente a superficies ocupadas por zarzales, combinados en algunos casos con castaños, escobones y helechos. En 4 de los cinco fuegos ha existido riesgo de expansión a zona forestal, por lo que han acudido a la zona medios del operativo Brifor para hacerse cargo de las labores de extinción. También han participado en el operativo de extinción Bomberos, Polícia Local, Guardia Civil, Policía Nacional y personal de Protección Civil. Gracias a estas labores de extinción, en total la superficie quemada solo ha alcanzado los 800 m2.

El hecho de tener que actuar en cinco conatos de poca entidad, pero reiterados y localizados en un área determinada, ha supuesto que los Agentes de Medio Ambiente adscritos a la Unidad Centro investiguen las causas y que se aumente la vigilancia por parte del operativo Brifor en la zona. Desde el Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente se recuerda que provocar un incendio es una actividad delictiva que puede conllevar penas de prisión y multa según el Código Penal vigente.

La encomiable labor de protección de nuestros montes que llevan a cabo los profesionales del operativo Brifor ha impedido en todos estos casos que se generase un incendio forestal, evitando de esta manera cuantiosas pérdidas económicas, materiales y de recursos naturales, así como, lo que es peor, posibles perdidas humanas. Por supuesto, para evitar estos desastres también es fundamental la colaboración ciudadana, por lo que desde el Cuerpo de Agentes de Medioambiente se ruega que se avise o denuncie cualquier comportamiento sospechoso de poder generar un incendio forestal.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: