Comprobación de los asentamientos apícolas en Espacios Naturales Protegidos

Los Agentes de Medio Ambiente realizan periódicamente revisiones y controles de los asentamientos apícolas ubicados en Espacios Naturales Protegidos para garantizar la seguridad de esta actividad tradicional en el medio natural. 

La Apicultura es una actividad de gran tradición y arraigo en Tenerife. Un aprovechamiento del medio natural que ha sabido subsistir, no sin dificultades, y que ha mantenido su idiosincrasia a lo largo de los años. Se trata de una actividad básicamente artesanal y que para muchos de los apicultores constituye un complemento de la renta familiar.

Por sus características, esta actividad se desarrolla muchas veces dentro de Espacios Naturales Protegidos de alto valor ecológico, por lo que el desarrollo del aprovechamiento requiere de una autorización administrativa que establece la compatibilidad entre el uso apícola, la protección de los valores naturales y la seguridad. Para garantizar la viabilidad de estos aprovechamientos en los espacios naturales protegidos y proceder a su autorización, l@s Agentes de Medio Ambiente realizan inspecciones para informar del cumplimiento de los requisitos. En estas inspecciones, realizadas con las medidas de seguridad adecuadas, se analizan las distancias reglamentarias de seguridad, condiciones del terreno, número de colmenares, correcta señalización y otros aspectos de los aprovechamientos.

En este caso, la labor de l@s Agentes se basa, principalmente, en garantizar que una actividad tan interesante y arraigada, pueda desarrollarse con todas las garantías de seguridad en el medio natural, sin que ello repercuta negativamente en el entorno o en otros usos y aprovechamientos del medio.

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: